• Barcelona 932 182 300 / Madrid 911 930 085

Diagnóstico de crisis empresarial

Cuando las empresas entran en dificultades, necesitan de un análisis transversal externo, económico y jurídico que le permita identificar la tipología y magnitud de sus problemas económico-financieros y delimitar los riesgos específicos legales y empresariales a los que se enfrentan.

Las soluciones a plantear son muy diferentes si la compañía tiene un problema de iliquidez por una gestión de circulante mejorable, o si el problema es que la deuda financiera es de tal magnitud que ahoga la posibilidad de recuperación o si la cuestión es de negocio esencial, donde existe una línea de producto/servicio deficitario que hay que descontinuar.

Nuestro enfoque

Para elaborar nuestro informe, elaboramos una hoja de ruta de reestructuración, analizamos las áreas clave de negocio, la situación económica, financiera y de liquidez, así como la jurídica y planteamos una senda por la que transitar, identificando acciones a realizar y a evitar.

El diagnóstico puede incluir medidas como:

Reestructuración operativa y laboral

Principales palancas operativas que afectan al EBITDA de la empresa (la estrategia y la competencia, la organización, el equipo directivo, los procesos, el producto y los clientes y los proveedores).

Adecuación de los costes laborales a la dimensión recurrente del negocio. Existen alternativas a la extinción : suspensión, reducción o modificación de las condiciones laborales.

Plan de Reducción de Costes y Optimización de procesos.

Soluciones pre concursales y concursales

Dependiendo de las circunstancias específicas, puede ser necesario activar mecanismos de Reestructuración o Refinanciación Preconcursal, así como de Defensa Concursal.

Venta de unidades productivas

Una vez identificados las unidades de negocio a discontinuar al no ser prioritarias en términos de generación inmediata de liquidez, su venta ordenada puede aportar un flujo de caja.

Ante una situación de crisis empresarial, primero diagnosticamos la tipología económica y financiera del problema y valoramos las herramientas económicas y jurídicas aplicables que en muchas ocasiones no incluyen el concurso de acreedores. El concurso es un instrumento jurídico útil en algunos casos pero a descartar en multitud de ocasiones.

Juan Lloret

en BARCELONA

Contactar

M. Tolbaños

en MADRID

Contactar
ESP
CAT ESP